Cómo crear un logotipo: todo lo que debes saber

El logotipo es una pieza esencial del marketing de una empresa. Tanto si lo elaboramos in-house como si buscamos un proveedor externo para que nos ayude a definir nuestra identidad corporativa, es necesario tener claro lo que buscamos y los pasos para conseguirlo. Así que vamos a ver cómo crear un gran logo paso a paso.

Características de los logotipos

Un logotipo es la representación visual de una marca, ya sea a través del texto, de la imagen o de una combinación de ambas. Podemos distinguir entre logotipos propiamente dichos (solo texto), imaginotipos (imagen + texto), isotipos (solo imagen) e isologos (imagen y texto integrados). En cualquier caso, estas son las características principales que debería tener un buen logo:

Simple: se recomienda que un logo tenga tres colores como máximo y que las formas no sean demasiado recargadas.

Memorable: el objetivo de un logotipo es lograr que una empresa destaque y se distinga de la competencia.

Específico: el logotipo debe adaptarse al sector, a los valores de la empresa y al público al que se dirige.

Versátil: hay que tener en cuenta que el logo de una empresa se va a utilizar en formatos muy diversos y debería adaptarse a todos ellos.

Atemporal: si hacemos un logotipo “a la última moda”, es posible que se quede anticuado muy pronto, así que hay que buscar la permanencia.

Y RECORDA, UN LOGO DEBE PODER ENTENDERSE, SER FÁCIL DE COMPRENDER SU ESENCIA, A QUÉ TIPO DE NEGOCIO PERTENECE.

Logos muy sofisticados, con elementos que solo gustan al diseñador o el que lo encarga, pero nada tienen que ver con el negocio, rubro o industria, está destinado a perderse.

Crear un logotipo: el paso a paso

1) Investigación previa

Antes de diseñar un logotipo es necesario saber qué queremos representar. Por ello, debemos conocer las características peculiares de la marca o la empresa, a qué público objetivo se dirige, cómo es su identidad corporativa actual, las preferencias de estilo y el presupuesto y condiciones generales.

2) Análisis y lluvia de ideas

Como paso complementario a la investigación anterior, también nos interesa analizar a fondo los logotipos de las empresas de la competencia, tipografías, colores corporativos y otros elementos de su identidad visual. También podemos buscar ideas de logotipos que nos resulten inspiradores e intentar encontrar el porqué, aunque sean de empresas de otros sectores totalmente distintos.

En esta fase, iremos apuntando todas las ideas que se nos ocurran o que nos hayan gustado, aunque en un principio parezcan descabelladas. Ya habrá tiempo de descartar después.

3) Elaboración de bocetos

Después de la lluvia de ideas, habrá llegado el momento de empezar a filtrar y trabajar sobre los elementos que más nos hayan gustado y que coincidan con la imagen que queremos dar de la empresa.

A partir de ahí, iremos “garabateando” diferentes ideas y viendo qué tal encajan. No tengas prisa por llegar a la solución definitiva, jugar un poco es parte del proceso.

4) Digitalización

Ahora sí, habrá llegado el momento de tomar el boceto definitivo y convertirlo en una imagen digital. Existen muchas soluciones para ello, desde los programas para profesionales como Adobe Photoshop o Adobe Illustrator hasta los creadores de logotipos gratuitos. En el siguiente apartado tienes algunas herramientas que pueden resultarte útiles para empezar.

5) Elección del color

Hasta ahora estábamos trabajando con bocetos a lápiz, pero ha llegado el momento de tomar una decisión clave: los colores de tu logotipo. Recuerda que se recomienda que no sean más de 3, e incluso un logo tipo monocromático puede ser más que suficiente.

6) Envío de la propuesta y retoques finales

Ya tenemos lista la propuesta inicial para el logo. Ha llegado el momento de enviar la propuesta al cliente (o bien a los responsables de aprobarlo internamente) e introducir los posibles cambios y detalles finales.

7) Adaptación a diferentes formatos

El logotipo de una empresa debe verse bien en la fachada de un edificio y en la pantalla de un móvil, además de poder imprimirse sin dar problemas de formato. Por tanto, una vez que tengamos la propuesta definitiva, habrá que hacer un trabajo de adaptación para que sea viable.

Compartir este blog

¿Queres saber más sobre un tema?

Más BitBlogs para leer

¿Transformar o morir?

Desde que se lanzó Instagram en el 2010 causo sensación, la idea principal era crear un sitio al cual subir fotos que hacíamos desde nuestros

¿Querés incrementar ventas?